domingo, 14 de febrero de 2010

To silence the Waiting Tone

Hoy fue la primera vez
que te dije
lo que siempre digo decirte

esta vez
respondí Basta
como si realmente bastara
con respondértelo para hacerlo
realidad.

Es cierto que no quiero seguir
esperando

esperando que las circunstancias nos alcancen el paso

esperando que quieras querer como yo

esperando que cumplas las promesas de cambio
esperando cambiar mi manía de cumplir promesas

esperando tu espera
extrañando tu espera

esperando que llegues de sorpresa a ocupar tu lugar en mi cuerpo
en mi vida
en mis realidades
esperando
esperándote

Hoy de verdad decidí
dejar de usarte de comodín
de excusa para morir, sufrir, levantarme, pedirme perdón y absolverme, para no cambiar nada y odiarme por no cambiar nada, para estar viva. Viva matándome.

Y si lo evité tanto tiempo
es porque sé que no va a ser fácil
y a veces uno se cansa de sumarse dificultades.
Volver a saberme sola sin remedio
volver a no esperar que me rescaten
-porque eso esperaba de vos
aun sabiendo que no ibas a hacerlo
aun viendo cómo no lo hacías-

Con lo que me costó quererte más que a mi fortaleza a fuerza de orfandad
con lo que disfruté viendo caerse mis máscaras
con lo intensa e inmensamente feliz que acepté bajar la guardia, mostrarte las cicatrices y dejarte abrazarlas
con todas esas fallas estructurales que provoqué para vos en mis estables bases
y con todo lo que te dejé
y viéndote ahora más puro
con menos heridas y más herramientas
con la confianza que te tuve y supe enseñarte
No es que elogie mi insignificancia
pero sé que te dejo mejor que antes de mí
y peor que conmigo.
Pero ya es momento de enfrentarme
volver a cargar los fusiles, ponerme las máscaras
disfrazar grietas
y querer Ser otra vez.

Ya es mi turno
esta vez sin tu sombra
de entrar en escena

3 comentarios:

Dra Psicosis dijo...

Ya era hora de que decidieras ser protagonista...
no tenes idea lo q vales, osea vales MI peso en oro, lo cual es mucho. Sos una mina hermosa, dulce, buena, la mejor hermana del mundo...

Te amo

Tu hermana mayor (L)

Dra Psicosis dijo...

ahora lo q pienso q no dije nates por algun motivo...

Creo que es bueno que rompas este esquema, que porfin TE digas lo que siempre decis decirte, me parece lo mas sano y acertado que por fin digas basta y que dejes de jugar a ser penelope, que todo lo que tejes con palabras de dia lo destejas con dolor de noche, soñando algun dia con poder termianr este tapiz-picasso. Nunca fuiste ingenua sin embargo deciste creer promesas que se fueron rompiendo, por fin es tiempo de que empieces a creer en tus promesas, que puedas encontrar a otro que no ocupe parcialmente los vacios sino que los llene por completo volviendote de una sola pieza de una vez por todas... sinceramente me alegra saber que por fin sono el reloj, que es hora de desconectar ese amor agonizante, por fin vas a poder romper no digo totalmente pero si gran aprte de ese vinculo... me gustaria poder darte mas palabras de aliento, poder padecer parte de lo q sentis, pero solo puedo decirte ACA ESTOY y esperar que en alguna noche de insomnio nos encontremos fumando unos puchos y volviendonos confidentes... te amo hermana

Flora dijo...

Te convertiste en mi hermana mayor el día que a un esperma de tu viejo se le ocurrió reirsele en la cara al método anticonceptivo de tu vieja, 3 meses antes de que a mis progenitores les ocurriera lo mismo. Fucking linealidad del tiempo humano.

Yo también te quiero mi negrita. Somos Thelma y Louise, indudablemente.

Respecto al segundo elefante balanceador... creo que la clave en este momento es trasladar lo racional al plano sentimental/espiritual, para aprender a centrar la felicidad en mí, y no esperar a un otro que venga a completarme. Sino es acceder demasiado fácil y ciegamente a ese Eterno Retorno, que sí, sé que es una condena cuasi inflexible, pero de esta clase de luchas consiste la vida... Ya estoy divagando. En fin... ya llegarán más noches con puchos y espero volver a ser oido, estas ultimas veces de ser también lamento me hincha bastante las pelotas.

Ma chère petit sœur, grande âme...sabés cuán inmenso es mi cariño por vos negrita.