jueves, 3 de junio de 2010

Let it be.

"Existe un punto donde ya no hay retorno. Ese es el punto que hay que alcanzar."
Franz Kafka.


De a poco los días van concediéndome el honor de cerrar los ojos y que la oscuridad no queme. Y pensarnos sin obligar la media vuelta que mira hacia atrás. Y extrañarte sin nada desgarrando por dentro.
Qué indescriptible la felicidad. Nunca antes noté ésto, pero francamente es más sencillo describirme la sangre saliendo a borbotones de los lagrimales, que esta paz, que este encontrarme sonriéndole al techo, este ver sin buscar y encontrar sin retarme.
Y me dejo ser éter y vuelvo a extrañarte sin querer gritar socorro. Vuelvo a pensarnos sin exigirnos, mirarnos sin hurgar motivos, soñarnos de ojos abiertos sin proyectar infortunios ni perdices al plato.
Y es que el único modo que sé de decir que esto sabe llamarse felicidad, sea quizás contando la poca cara de dolor que tiene.
Dejo atrás tobillos quebrados, libros incinerados en señales de humo, húmedos lagrimales de toda índole. Dejo atrás el obligarnos, el pretendernos, el escaparnos, el catalogarnos y los muchos entristecernos.
Camino y me muevo como bailando, por mero placer, sin fingir esta vez que moverse es avanzar y avanzar es la vida. No paro a enterrar auxilios sin respuesta ni agonías sin aviso; Basta de Ser Pena. Ahora llevo encima las cargas que conozco y no las convierto en máscaras, murallas ni bisturíes. Serán paraguas, abrigo y escalera. Y no cargo más piedras en los bolsillos para encontrar el camino de regreso. Ya no vuelvo, ya sólo adelantes. No ignoro los pozos, las tormentas, los laberintos y los racionalmente inexorables cambios de rumbo que quizá cambien el paisaje o nos separen los senderos. Porque además de no ser otros, de vos vivirte, yo vivirme, nosotros sernos; además de eso que aprendimos y ya no repetimos de memoria, esta vez sabemos que la esencia de este mutuo felices sernos es que ahora bailamos siguiéndole el ritmo a los latidos que se nos superponen y coordinan.
Esta vez sin querer ser marcapasos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

no he leido tu blog, ni pienso hacerlo pero la verdad es que tienes un polvazo nena.

Flora dijo...

Macanudo